Acompañamiento personal

de manera presencial

en Piloña, Asturies.

Nos merecemos la sensación de disfrute, comodidad y pertenencia en nuestro propio cuerpo, independientemente de por lo que hayamos pasado.

Nuestros cuerpos contienen un registro perfecto de toda nuestra vida. Hay magia en eso y, a veces, también hay tragedia.

Muchas personas hemos aprendido que no es seguro habitar nuestro cuerpo y, por nuestra propia supervivencia, nos mantenemos adormecidxs e insensibles, incapaces de conectar con el disfrute, pues significaría conectar con dolores que se quedaron irresueltos.

Las personas que sabemos lo que esto significa, necesitamos sentir seguridad y sostén para poder re-conectar con las verdades de nuestro cuerpo y su asombrosa capacidad para el placer y la curación.

El acompañamiento de profesionales sensibles en trauma y consentimiento, con foco en el cuerpo y una mirada des-tabuizante de la sexualidad es, en muchas ocasiones, un pilar fundamental para ello. Para mí, encontrar a estxs profesionales fue una larga búsqueda en forma de puzzle, es por esto que celebro y valoro (mucho, mucho, muchísimo) poder ofrecerte hoy todas estas miradas reunidas.

Mi acompañamiento puede ser para ti
si estás buscando:

Un espacio de autoconocimiento a través de tu cuerpo donde poder explorar tu intimidad, tu comodidad, tus placeres, tus deseos, tus límites…  

Liberar sentimientos de culpa, vergüenza y miedo al dar y recibir contacto.

Reemplazar experiencias de colapso e indefensión por experiencias de empoderamiento y seguridad para poder separar el contacto físico de la sensación de presión, peligro o indefensión.

Sanar, explorar y/o expandir tu propia intimidad corporal independientemente de tener o no compañerxs con quien compartirla.

Guiar tu propio proceso desde tus necesidades, ritmos, inquietudes y elecciones. (El consentimiento y la autodeterminación son la base de todos mis acompañamientos.)

Aumentar tu capacidad de relajación y disfrute en momentos de intimidad corporal.

Expandir la seguridad y confianza en tu capacidad y derecho de elegir, detectar y respetar tus límites.

Vivir la comodidad y el placer como formas de regularte, sentirte segurx y desmantelar los sistemas y estructuras que te han hecho creer que no mereces sentirte bien.

Ser sostenidx, vistx y acompañadx en un marco seguro, informado en trauma y con una mirada positiva, inclusiva y diversa de la sexualidad e intimidad.

Si te reconoces en alguno o en varios de estos anhelos, me alegra profundamente poder ofrecerte mi apoyo y presencia para este camino.

Bienvenidas las diferentes edades, habilidades, cuerpos, orientaciones, identidades y modelos relacionales. Especialmente aquellas que más necesitan un espacio seguro.